Da la impresión que va a ser un día alucinante, lleno de risas, de alegría, de… nada más lejos que todo eso, es un día agotador. 

Todos los niños están deseando ser modelos por un día, ser los “protas” y que todas las cámaras enfoquen su objetivo sobre ellos… Pues casualmente cuando llega el gran día, su día, ninguno tiene ganas de posar, ni tan siquiera de mostrarse naturales. Las madres ya saben de que les hablamos…jjjjj. Cuando quieres que hagan algo, o cuando no quieres que lo hagan suele ser siempre lo opuesto. ¿No os pasa ? que cuando estáis con otras madres y los niñ@s y tu toda orgullosa dices mi hijo jamás haría eso…y justamente a la vez que lo dices lo está haciendo. En ese momento te lo comerias, ¿o no?.

Pues todo eso es lo que hicieron la primera e intensa hora todos los niñ@s pero multiplicado por cinco.


Menos mal, que la pereza se les paso pronto (solo una interminable hora) y se han venido arriba, en ese momento ha comenzado lo bueno, un sin parar de fotos alucinantes, y es que, cuando un niño se comporta como tal con toda su naturalidad, da lo mejor de sí mismo.

Aunque como decimos en el título, es un día agotador, entre equipo, amigos y colaboradores las risas y los buenos ratos nunca nos faltan, esta aventura hemos decidido tomarla con mucha  positividad, a pesar de todo lo que nos ha surgido, los que nos han dejado tirados y los que nos seguirán dando guerra con estas y otras muchas cosas.

Día superado con creces, ahora,  a por otra!!!!

Comentarios (2)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *